La crisis que desafió la teoría: América del Sur en el período 2008-2012


Alberto Tassara

Volumen 3, junio 2015




RESUMEN

Al contrario de las economías desarrolladas de Occidente, los países de América del Sur, en el período 2008-2012, caracterizado por la crisis internacional, mostraron un muy buen desempeño económico, con altas tasas de crecimiento y reducción en los niveles de pobreza y desempleo. Tal comportamiento contradice a la teoría tradicional que hubiese esperado una transmisión de la crisis desde el mundo industrializado hacia Sudamérica vía los flujos comerciales. La hipótesis que se expone en el artículo, para explicar este fenómeno, se centra en la aparición y papel de China como un actor relevante para el mundo latinoamericano. Si bien China desaceleró ligeramente su crecimiento, en el período de referencia, mostró tasas muy superiores a las de Estados Unidos y economías de Europa, llegando a convertirse en la segunda economía mundial después de Estados Unidos. China se convirtió en un importante consumidor de materias primas y alimentos producidos en América del Sur y esta nueva demanda permitió un fuerte crecimiento de los precios de estos productos, que más que compensó la caída en el volumen exportado producto de la crisis. De esta forma, los flujos financieros provenientes del resto del mundo se incrementaron para Sudamérica y dieron lugar al buen desempeño económico antes mencionado.

Palabras clave: crecimiento, crisis financiera, exportaciones, importaciones, producto interno bruto (PIB).



ABSTRACT

Contrary to the western developed economies, the South American countries, during the international economic crisis of the 2008-2012, evidenced a good economic performance, characterized by high economic growth and low levels of unemployment and poverty. Such performance contradicts the conventional economic theory that would have predicted a transmission of the industrialized economies crisis to South America through commercial flows. The hypothesis that this article proposes to explain this phenomenon evolve around the emergence and role of China as a relevant actor to Latin American countries. While China reduced slightly its own economic growth, it was however higher than the growth of United States and the European Union economies, becoming the second world largest economy after United States. China has become a major consumer of South American raw materials and food, exerting strong pressures for price increases, which in turn contributed to offset the decline of export revenues caused by the crisis. In this context, the increased financial inflows to South America contributed to the good economic performance mentioned above.

Keywords: exports, financial crisis, Gross Domestic Product (GDP), growth, imports

Leer el artículo completo.